Ultimos artículos:

Paul y Karla - Barbie y Ken - Pareja perfecta... de asesinos en serie

Paul y Karla Teale se conocieron, se hicieron novios y se casaron, lo normal en cualquier pareja

Para toda la gente de su alrededor, eran la pareja perfecta, esa que la gente suele envidiar. Guapos, jóvenes, con dinero y toda una vida por delante.

Pero esa pareja tan idílica era sólo a vista de los demás, ya que guardaban un terrorífico secreto.

Era un matrimonio compenetrado, sobre todo para matar. Cómplices, crueles, sádicos sexuales y asesinos en serie.

Esta es una de las historias más terroríficas en la historia criminal canadiense por la frialdad de los dos asesinos.
Paul Kenneth Bernardo nació en Scarborough - Ontario - Canadá, el 27 de agosto de 1964. Hijo de Kenneth y Marilyn. Su padre era hijo de una mujer inglesa y un inmigrante italiano, al que la vida no le fue fácil, sin embargo a Marylin, que era adoptada por un abogado llamado Gerald Eastman y Elisabeth, la vida le fue muy bien.

Karla Leanne Homolka o Karla Leanne Teale, nació en Port Credit - Ontario - Canadá, el 4 de mayo de 1970. Hija de Karel y Dorothy Hololka y la mayor de tres hermanas, Lori nacida en 1971 y Tammy nacida en 1975. Su familia es de ascendencia checa por parte de padre.

Paul era un chico muy guapo, atractivo, un rubio que enamoraba a cualquier mujer. Realizó sus estudios y en 1987 ya era contable.

Karla estuvo estudiando en la Escuela Secundaria Sir Winston Churchill y después empezó a trabajar en una tienda de mascotas.

Los dos se conocieron porque Karla, por medio de su trabajo, acudió a una convención en Toronto.

Acabó sus estudios en 1989 y fue contratada como asistenta de veterinaria en una clínica veterinaria en Thorold - Ontario. De esa clínica la obligaron a marcharse porque sospechaban que había robado drogas. Encontró otro trabajo parecido en la Clínica Animal Martindale y eso hizo que no entrara en la universidad, aunque la habían aceptado en dos, en la de York y en la de Toronto.

Aquella convención fue el 17 de octubre de 1987, Karla tenía 17 años y Paul 23 y se conocieron en un restaurante de Scarborough. Ese mismo día mantuvieron relaciones y comenzaron su noviazgo.

El 24 de diciembre de 1989, Paul le propuso matrimonio a karla, algo que ella llamaría el momento más romántico de su vida.

Tammy

En el verano de 1990, Paul se obsesionó con Tammy, la hermana de Karla. La espiaba por la ventana de su habitación y a veces entraba para masturbarse mientras ella dormía.

En Julio de 1990, Paul invitó a Tammy a tomar unas cervezas. La emborrachó hasta que se quedó dormida. Después intentó abusar de ella, pero la joven empezó a despertarse cuando él la estaba tocando.

karla sabía que su novio no le era fiel, incluso que violaba a otras mujeres, pero estaba muy enamorada, aunque se sentía "humillada e indignada".

Paul no quería cambiar, le gustaba esa forma de vida y le dijo a su novia Karla, que si realmente la amaba, debía de dejar que él desvirgara a su hermana Tammy.

Increíblemente Karla cedió a las peticiones de Paul y permitió que violara a su hermana. De esa manera creía que "tomaba el control y mantenía todo tranquilo dentro de la familia".

Karla también le prometió a Paul que rompería la cerradura de la ventana de su hermana Tammy y que le suministraría Diazepam tanto a su hermana como a las amigas de ésta, para que Paul pudiera cumplir su fantasía.

De la misma manera que estaban organizando la boda, planeaban la violación de Tammy.

Karla robó un anestésico llamado Halotano de la clínica para mascotas Martindale y el 23 de diciembre de 1990, la pareja le administró las píldoras a Tammy, que tenía 15 años, con una bebida mezclada de ron y huevo.

Tammy perdió la conciencia y eso permitió que la pareja pudiera desnudarla. Consciente de lo que hacía, karla le puso un paño empapado en la nariz y en la boca a su hermana con Halotano.

Karla quería "regalarle la virginidad de Tammy a Paul como regalo de Navidad", porque al parecer, Paul siempre le había reprochado a Karla que no fuera virgen cuando se conocieron.

Mientras Paul violaba a Tammy, los padres de las dos hermanas dormían en el piso de arriba. La pareja grabó la violación de la joven.

Poco después, Tammy comenzó a vomitar mientras seguía inconsciente. Entre los dos criminales intentaron reavivarla, pero no pudieron. Escondieron todas las evidencias de lo que habían hecho y vistieron a la joven, que tenía una quemadura química en el rostro. Después la llevaron a la habitación que ella tenía en el sótano y llamaron al 911.

Fue declarada muerta en el Hospital General de St. Catharines sin haber recuperado la conciencia.

La Policía Regional del Niagara creyó la versión que la pareja le dio de lo que había sucedido, aunque se pusieran a limpiar, pasar la aspiradora, lavar la ropa y sobre todo, aunque Tammy tuviera una quemadura química en el rostro.

Oficialmente la joven murió ahogada en su propio vómito por el consumo de alcohol.

Después de estos hechos, Paul y Karla siguieron con las fantasías sexuales de Tammy. Karla se vestía como su hermana y Paul tenía que quitarle la virginidad. Lo peor de todo esto, es que desde la violación de la joven hasta estas macabras relaciones de la pareja, fueron grabadas.

"Jane Doe"

La pareja se fue de casa de los padres de Karla

Se mudaron a un piso en Port Dalhousie y allí conocieron a "Jane Doe", de quien karla se había hecho amiga dos años antes cuando trabajaba en la tienda para mascotas. La joven idolatraba a Karla y la tenía como si fuera su hermana mayor.

Karla Homolka
El 7 de junio de 1991, Karla invitó a "Jane Doe" de 15 años, a una supuesta "fiesta de chicas". Estuvieron de compras y fueron a un restaurante, después la llevó a su casa de la Avenida Bayview y allí comenzó a ofrecerle alcohol.

La joven perdió la conciencia y entonces Karla llamó a Paul para decirle que su regalo de bodas ya estaba listo. Los dos juntos le quitaron la ropa a "Jane Doe", que también era virgen.

Paul comenzó a filmar cómo Karla violaba a la joven. Después Karla filmaría cómo Paul también la violaba y sodomizaba.

A la mañana siguiente, "Jane Doe" se puso enferma y no paraba de vomitar, pero pensó que le había pasado eso porque la noche anterior había bebido alcohol por primera vez, ni siquiera se dio cuenta de que la habían violado.

En agosto la volvieron a invitar a su casa, esa vez para que pasara la noche. La drogaron y mientras Paul la violaba, la joven no podía respirar.

Karla llamó al 911, pero después volvió a llamar diciendo que "todo estaba bien", por lo que los servicios de emergencia se retiraron sin hacer más preguntas.

El 22 de diciembre de 1992, "Jane Doe" volvió a visitar a la pareja. Esta vez, Paul y Karla le dijeron a la joven que mantuviera relaciones con él y ella se asustó y se molestó mucho, salió huyendo de la casa.

Leslie Mahaffi

El 15 de junio de 1991, dos semanas antes de que Paul y karla se casaran, él robaba matrículas de automóviles para ayudar en un negocio de contrabando de cigarrillos. Conoció a Leslie Mahaffi, que estaba en la puerta de su casa de Burlington.

Sus padres no estaban y ella no podía entrar, así que se quedó en la puerta a esperarlos.

La pareja se acercó a ella y comenzaron a hablarle. Después de un rato manteniendo una conversación con la joven, se acercaron con ella hasta el coche de Paul con la excusa de coger un cigarrillo. Al llegar al automóvil, Paul la obligó a entrar en el coche y se la llevó a su casa, que estaba a 53 kilómetros de distancia.

La pareja tuvo secuestrada a Leslie durante 24 horas, sometiéndola a toda clase de abusos sexuales, que también filmaron en vídeo. En esa cinta se incluía una escena en la que Karla miraba a la cámara momentos antes de violar a la joven. Después la mataron.

Tiempo después, Karla declararía que Paul había estrangulado a la joven con un cable eléctrico y Paul diría que la joven había muerto mientras él se encontraba fuera de la habitación y que había sido Karla la que la había matado con una sobredosis de Halcion.

Karla, según Paul, dijo que la venda de la joven se había caído de sus ojos, por lo que podía identificarlos, entonces decidieron llevarse el cuerpo al sótano mientras pensaban lo que hacer con ella.

Al día siguiente, los padres de Karla y su otra hermana fueron a casa de la pareja para cenar por el Día del Padre. Una vez que se fueron, la pareja descuartizó el cuerpo de Leslie y lo colocó en bloques de cemento. Paul desmembró a Leslie en una especie de tienda de plástico que improvisaron en el sótano. Después colocaron el cuerpo en cemento y echaron esos bloques al Lago Gibson, en la costa de St. Catharines.

El 29 de junio de ese mismo año, una pareja que estaba navegando en canoa por el lago descubrió los bloques de cemento y abrieron uno de ellos para ver lo que tenían, descubriendo el cadáver de la joven.

En aquellos momentos Paul y Karla se estaban casando en una boda por todo lo alto, con toda clase de lujos y recorriendo la ciudad de Niagara on the Lake en un carruaje de caballos. A vista de todos, eran la pareja perfecta.

Kristen French

El 16 de abril de 1992 era Viernes Santo. Paul y Carla iban con su coche por las calles de St. Catharines cuando vieron a Kristen French en el estacionamiento de una iglesia. Pararon el coche cerca de la joven y Paul se bajó con un mapa aparentando que se habían perdido.

La joven se acercó a ellos para ayudarlos y en ese momento Paul sacó un cuchillo de cocina y la obligó a entrar en el vehículo.

Aunque aquel lugar estaba lleno de gente, nadie se dio cuenta de que acababan de secuestrar a una joven. Allí lo único que quedó fue un zapato de Kristen, un trozo de mapa y un mechón de pelo que después encontraría la policía en el lugar del asalto.

La pareja se llevó a la joven a su casa de Port Dalhousie. Durante tres días cometieron toda clase de abusos sexuales con ella, también la torturaron.

Como los dos tenían que ir a la Cena de Pascua con los padre de karla, pasados esos tres días mataron a Kristen.

Cuando un tiempo después fueron arrestados, los dos se acusaron mutuamente de este crimen. Karla decía que Paul la estranguló exactamente durante siete minutos mientras ella lo estaba mirando. Paul dijo que Karla la había golpeado sin parar con un mazo mientras la joven intentaba escapar y que después la estranguló con una soga. También dijo que Karla dejó el cuerpo de Kristen a un lado porque tenía que secarse el pelo.

El mismo día que mataron a Kristen, la pareja se fue a la Cena de pascua y al volver, cortaron el pelo de Kristen y la bañaron. Después arrojaron su cuerpo a una zanja en Burlington, a menos de un kilómetro de donde habían enterrado a Leslie Mahaffie.

El 30 de abril de 1992 fue encontrado el cuerñpo de Kristen French.

La desaparición de Kristen fue tomada como un asunto criminal desde el principio. Al contrario de lo que pasó con la desaparición de Leslie Mahaffi, Kristen no tenía ningún problema en su hogar, además tenía un perro con el que solía pasear mucho y nadie creía que lo hubiera abandonado, que se hubiera marchado sin él. Además, cuando la madre de kristen se dio cuenta de que su hija no había llegado a casa llamaron inmediatamente a la policía, que comenzó una investigación.

Cogieron testimonios de testigos que aunque no aportaron mucha información, sí dijeron que habían visto un coche, del que dieron otra marca en vez de la que tenía en realidad. Pero eso hizo que la policía tratara el caso de Kristen como un secuestro, aunque buscaban un Chevrolet Camaro en vez de un Nissan.

Más víctimas

Los asesinatos confirmados de la pareja son los de Tammy Lyn Homolka, Leslie Erin Mahaffy y Kristen Dawn French, pero existen sospechas de otras posibles víctimas por parte de Karla a solas, Paul a solas o los dos como complices.

En estas sospechas se encuentran las muertes de Terri Anderson, Elizabeth Bain y muchas mujeres más.

Paul, además de los asesinatos fue acusado de al menos 40 violaciones más.

En un principio, Paul cometió asaltos sexuales a muchísimas mujeres, pero después cada vez se fue convirtiendo en un ser más y más perverso y agresivo. Los delitos fueron en Scarborough - Ontario y alrededores, siendo la mayoría de las asaltadas mujeres jóvenes a las que había seguido después de que bajaran en las paradas de autobuses.


  • 4 de mayo de 1987, Paul cometió su primer violación en Scarborough en contra de una mujer de 21 años, en frente de la casa de los padres de ella, después de seguirla hasta su hogar. El ataque duró más de media hora.  

  • 14 de mayo de 1987, Paul cometió su segunda violación. Atacó a una mujer de 19 años en el patio trasero de la casa de los padres de ella. Esta violación duró más de una hora.  

  • 27 de julio de 1987, Paul intentó cometer su tercer violación. A pesar de que golpeó a la joven mujer, abandonó el ataque después de que ella peleó también.

  • 16 de diciembre de 1987, Paul cometió su tercer violación, en contra de una niña 15 años. Esta violación duro cerca de una hora. Al día siguiente, El Servicio de Policía de Toronto emitió una advertencia para las mujeres en Scarborough que viajaban solas durante la noche, especialmente aquellas que tomaban el autobús.  

  • 23 de diciembre de 1987, Paul cometió su cuarta violación. Durante este ataque, Paul violó a la joven de 17 años con el cuchillo que usaba para amenazar a sus víctimas. Fue esta violación la que engendró el término 'Violador de Scarborough'.

  • 18 de abril de 1988, Paul atacó a una joven de 17 años. Esta quinta violación duró 45 minutos.

  • 25 de mayo de 1988, Paul fue casi atrapado por un investigador uniformado de la Metro Toronto mientras acechaba una parada de autobús. El investigador lo notó escondiéndose bajo un árbol y lo persiguió a pie, pero Bernardo escapó.

  • 30 de mayo de 1988, Paul cometió su sexta violación, esta vez en Clarkson, cerca de 25 millas al suroewste de Scarborough. Este ataque, contra una joven de 18 años, duró 30 minutos.
Además, es sospechoso de una muerte más que ocurrió en junio de 1990. La víctima fue Elizabeth Bain. Aunque por esta muerte fue condenado Robert Baltovich, después fue absuelto en el año 2000. Pasados unos años, en el 2004, Paul fue imputado después de las investigaciones como el posible asesino de Elizabeth, ya que lo vieron el mismo día en el que la mujer desapareció.

Las sospechas hacia la pareja

Paul y Karla habían sido interrogados muchas veces por las violaciones de Scarborough, también por la muerte de Tammy Homolka y por el acecho de Sydney Kershen, además de otro problema legal con las hermanas Patrich, que acusaron a Paul de haberlas seguido y espiado. Además lo acusaron de haberlas filmado poco antes de la muerte de Kristen French.

Cuando descubrieron el cuerpo de Kristen, uno de los mejores amigos de Paul, llamado Van Smirnis, estuvo hablando con una familia que conocía (uno de los miembros era oficial de la Policía Provincial de Ontario). El amigo de Paul dijo aquel día que él podría ser un "buen sospechoso por el asesinato de Kristen French". Además le dijo a la familia que basaba aquella acusación acerca de su amigo Paul en las sospechas de que creía que éste había violado a una joven en el sótano de su casa mientras Karla estaba en el piso de arriba.

El oficial que se encontraba presente cuando Smirnis acusó a Paul, emitió un informe sobre Paul y el 12 de mayo de 1992, un sargento de la policía interrogó al asesino brevemente, llegando a la conclusión de que creían que era muy poco probable que fuera el asesino, aunque ya lo hubieran interrogado anteriormente por las violaciones de Scarborough.

Tres días después de aquel breve interrogatorio, se creó el grupo "Green Ribbon Task Force", especialmente formado para investigar las muertes de Leslie mahaffi y Kristen French.

En aquellos momentos, Paul y Karla estaban a punto de cambiar sus apellidos, Bernardo y Homolka, por los de "Teale".

"Teale" era el apellido de un asesino en serie que Paul había visto en una película en 1988 llamada "Criminal Law".

Ese mismo mes de mayo, otro amigo de Paul y Van Smirnis, llamado John Motile, también lo señaló como el posible asesino.

El Centro de Ciencias Forenses comenzó a analizar las muestras de ADN en diciembre de 1992. Esas muestras eran de Paul, le habían sido tomadas tres años antes por las violaciones de Scarborough.

El 27 de diciembre de 1992, Paul atacó brutalmente a Karla, golpeándola con una linterna en extremidades, cabeza y rostro. El 4 de enero de 1993, Karla regresó a su trabajo excusando aquellos golpes con un accidente de tráfico.

Sus compañeros no creyeron nada y llamaron a los padres de karla, que al día siguiente la "rescataron" de Paul. La sacaron de su casa, pero Karla volvió a su casa frenéticamente antes de que Paul volviera porque quería coger algo que se le había olvidado.

Los padres la llevaron al Hospital General de St. Catharines y allí la policía emitió un informe de lesiones. Karla afirmó que su marido la había golpeadores la llevaron al Hospital General de St. Catharines y allí la policía emitió un informe de lesiones. Karla afirmó que su marido la había golpeado salvajemente, poniéndole en ese momento una denuncia.

Paul fue arrestado, aunque a las pocas horas fue liberado al reconocer los hechos y mostrar buena voluntad.

Paul quiso suicidarse, un amigo suyo encontró una nota en la que hablaba de ese suicidio y corrió a ayudarlo.

Karla se fue a vivir con otros familiares a Brampton.

Por otro lado, los resultados de las pruebas de ADN dieron a Paul como el posible violador de Scarborough, por lo que a partir de ese momento la policía comenzó a vigilarlo las 24 horas hasta que esas pruebas fueran definitivas.

El 9 de febrero de 1993, unos detectives especializados en Asaltos Sexuales de Toronto, entrevistaron a karla.

Karla Homolka - Si la cara
es el espejo del alma...
Ella no quería saber nada ni le importaba el motivo por el que habían ido a entrevistarla, tan sólo se centraba en la brutal paliza que le había propinado a ella.

Esa misma noche, karla le contaría a los familiares con los que vivía, que eran sus tíos, que su marido era el famoso violador de Scarborough y que tanto él como ella eran los responsables de los asesinatos de Leslie Mahaffi y Kristen French. También le contó a sus tíos que las torturas y violaciones estaban grabadas en cintas de vídeo.

Aquellos días la policía había reabierto la investigación por la muerte de Tammy.

El 11 de febrero de 1993, Karla contactó con el abogado George Walker de Niagara Falls, que le buscó la máxima inmunidad a Karla a través del Fiscal de St. Catharines, Ray Houlahan, a cambio de declarar contra su marido y esclarecer los hechos. A karla también le habían puesto vigilancia las 24 horas.

El 13 de febrero de 1993 llegaría la aprobación del cambio de apellido de la pareja.

Al día siguiente, el abogado de karla se reunió con Murray Segal, Director de la Oficina Criminal. Le contó lo de las cintas de vídeo donde estaban grabadas las violaciones, por lo que Segal le dijo al abogado que no podía darle la inmunidad completa a Karla, era completamente imposible, ya que ella había participado en los crímenes.

Paul fue arrestado el 17 de febrero de 1993 en relación a las violaciones, obteniendo órdenes de registro de su casa.

Todavía no se había vinculado completamente a Paul con los asesinatos, por lo que las órdenes de registro eran limitadas. Las evidencias que encontraran no serían dadas por pruebas válidas en su totalidad. Las cintas de vídeo que la policía encontrara en la casa tendrían que ser vistas en el mismo lugar donde las encontraran para que tuvieran valor jurídico. Tampoco podían dañar la casa, por lo que no podían derribar paredes o muros buscando las cintas que Karla había dicho que habían grabado.

La casa tenía dos plantas, además de un ático y el sótano. Aquellos registros durarían 71 días y sólo encontraron una cinta de vídeo en la que aparecía Karla practicándole sexo oral a "Jane Doe".

Walker, el abogado de Karla, fue informado el 5 de mayo de 1993, de que el Gobierno le ofrecía a Karla una sentencia reducida de 12 años de prisión. Karla podía aceptarla en el plazo de una semana. Si no aceptaba, sería acusada de dos asesinatos en primer grado, otro en segundo grado y de otros muchos crímenes.

Finalmente Walker comunicó que Karla aceptaba la propuesta y el 14 de mayo de 1993, la negociación del trato entre la Fiscalía y Karla finalizaría.

A partir de aquel momento, Karla comenzó a enviar comunicados a la policía dándole información sobre los hechos.

Karla celebró una fiesta en casa de sus padres el 27 de junio de 1993.

EL JUICIO

El caso era tan dramático, que alegando la necesidad de dar un juicio justo a Paul, se prohibió a la prensa informar acerca de las investigaciones preliminares referentes a karla.

La corte, permitía solamente informar acerca de una sentencia condenatoria, pero no permitía informar de los motivos de esa sentencia. Aquella censura siempre fue conectada al derecho de Paul a tener un juicio justo.

El Ministerio de Abogados de Ontario, en una última nota diría que aquella censura impuesta realmente era para "proteger a las familias".

El 5 de julio de 1993 la Corte impuso esa censura y fue decretada por el Juez Francis Kovacs, de la Corte de Ontario.

Karla apoyaba la censura a través de sus abogados, mientras que los abogados de Paul la veían como algo perjudicial para su cliente porque habían presentado a Karla como a una víctima más.

Varios medios de comunicación se opusieron también a las censuras, algunos abogados decían que los rumores perjudicarían mucho más al proceso del juicio que si se mostraran las evidencias reales de todo lo que se estaba presentando y lo que había pasado.

Internet evadió aquella censura y periodistas estadounidenses se basaron en la Primera Enmienda, publicando detalles de las declaraciones de Karla, que fueron distribuidos ampliamente por los "quebrantadores de censura" y sobre todo, por algunos grupos de noticias e informativos.

Detalles, rumores y mucha información estaba llegando a cualquier persona que tuviera acceso a Internet. También circularon otros detalles que iban mucho más allá de los que se conocieron por el caso.

La edición de Newsweek informó sin permiso el 6 de diciembre de 1993, que según corresponsales, los secuestradores cortaban con elementos quirúrgicos los tendones de las piernas de las jóvenes para que no pudieran escapar, también se le atribuyeron a Paul y Karla otros detalles de crímenes de otros asesinos.

Periódicos de Buffalo, Detroit, Washington, Nueva York y también de Gran Bretaña, informaron de detalles recogidos por gente presente en el juicio de Homolka. La Fox emitió dos programas acerca de los crímenes. Muchos canadienses piratearon a través de la frontera copias del The Buffalo Evening News, sin obedecer órdenes de la policía que había amenazado con arrestar a todo aquel que tuviera más de una copia en la frontera. Copias encontradas fueron confiscadas por la policía canadiense. Copias de periódicos como el The New York Times eran devueltas a la frontera o no eran aceptadas por los distribuidores en Ontario.[9] Gordon Domm, un oficial de policía retirado quien desafió la prohibición que pesaba sobre la publicación de detalles a medios extranjeros, fue acusado y sentenciado por no obedecer las ordenes. El juicio a Karla, duró muy pocos minutos.

Jamie Cameron, profesor de Leyes, estableció qué "al momento del juicio de Karla tres iconos del caso consternaban y preocupaban al público. Primero, poco se sabía acerca de las ofensas y asaltos sexuales que las víctimas habían tenido que sufrir en cautiverio previo a ser asesinadas, aunque un rumor decía que el tratamiento era sádico, horrendo e inimaginable". "Además, poco se sabía acerca de qué rol había jugado cada uno (Karla y Paul) en los asaltos sexuales y posteriores asesinatos de las víctimas. Para la primavera de 1993, la Fiscalía General de Ontario sabía que el juicio contra Paul era imposible de llevar a cabo si no se contaba con la evidencia aportada por Karla". "Sintéticamente, quería decir que si se quería realmente encarcelar a Paul de por vida, se tenía que creer el testimonio de Karla". "Aún en vista de que ella podría contar la historia de una manera que la favoreciera y así sería ella exculpada de todos los cargos; presentándose como víctima y no como la depredadora que era; su responsabilidad por los crímenes cometidos podría verse disminuida y se mantendría la inevitable credibilidad en ella como testigo".

Las autoridades concluyeron que no tenían pruebas suficientes como para acusar a la pareja, por lo que siguieron llevando a cabo conversaciones con el abogado de Karla, George Walker, que decía que su clienta podría proporcinarles la información que necesitaban, pero a un precio.

El abogado también presionaba para que se tomara a Karla como a una víctima de los constantes abusos de Paul mientras que Segal opinaba que ningún tipo de abuso que ella hubiera sufrido podría justificar la participación en cada asesinato.

Dos psiquiatras y un psicólogo clínico evaluaron a Karla y concluyeron que el estado mental de la paciente era comparable al estado mental de un "superviviente de un campo de concentración nazi".

La Fiscalía entonces creyó que Karla era una "víctima obediente", una justificación de origen antiguo que fue tratada por el documento del FBI titulado "Víctimas obedientes del Sádico Sexual" escrito por el estudioso de perfiles criminales Roy Hazelwood.

Los registros en casa de Paul finalizaron el 30 de abril de 1993 y el 6 de mayo, Paul ordenó a sus abogados Ken Murray y Carolyn McDonald a través de un escrito, que entraran a su casa y sacaran varias cintas sin mirarlas, que habían escondidas detrás de una maceta de luz del cuarto de baño.

Aquellas cintas fueron como una bomba para el caso, ya que aparecían las imágenes de las violaciones y torturas sufridas por Tammy Homolka, "Jane Doe", Leslie Mahaffi y Kristen French y que además probaban sin ninguna duda la culpabilidad de Karla como participante sádica y activa en todos esos crímenes.

Karla fue junto a la policía a la casa para que los investigadores pudieran sacar pruebas de ADN el 17 de mayo de 1993. También se tomaron muestras de cemento de los bloques donde Paul había escondido los restos de Leslie Mahaffi.

El 28 de junio de 1993 comenzó el juicio contra Karla.

Con o sin precedentes, las órdenes que el juez dictó en la primera audiencia eran extraordinarias. Los únicos detalles que podían ser publicados acerca de su juicio y de su audiencia eran los que reportaba la acusación. Además, la Corte ordenó que al momento de la condena, sólo se dictara la pena de cárcel pero no los motivos. La orden de no publicación de información tenía que ver con los procedimientos del juicio y no por ser ese caso en particular. En cuanto al acceso a la sala de juicio, excluyendo el permiso a los familiares de las víctimas, de los acusados y del personal de la Corte; sólo la prensa canadiense tenía permiso a ingresar a la sala de audiencias. El público en general y la prensa extranjera tenía prohibido el acceso en virtud al artículo 486 (1) del Código Penal.

Además, aquellos a quienes les fue permitido entrar a la sala de audiencias se les prohibió expresamente que informaran de los detalles de las muertes de cualquiera de las víctimas. Sobre la base de un juicio anterior el juez impuso una orden de censura para proteger los derechos de Paul a un juicio justo, pese a que el mismo Paul había dicho que estaba dispuesto a renunciar a su derechos. La orden fue "tal vez; desde el punto de vista del conocimiento público, el momento más lamentable en la historia de Ontario en el que se impuso una restricción de este tipo", según Frank Davey. Esto reforzó las creencias que el público tenía acerca de que Karla no había recibido un castigo justo por sus crímenes.

El 18 de mayo de 1993 Karla fue acusada de dos cargos de homicidio. Paul por su parte fue acusado de dos cargos de secuestro, dos de confinamiento ilegal, de abusos y asaltos sexuales y de dos cargos de asesinato en primer grado uno de ellos agravado por desmembramiento. Casualmente ese día el abogado de Paul había visto las cintas de vídeo por primera vez. Murray decidió usar esas cintas para culpar a Karla durante el juicio a Paul. Ni Murray ni MacDonald eran experimentados abogados ni tenían la mínima experiencia penal; con el tiempo fueron mostrando su poca ética y pasaron a ser considerados como potenciales criminales cuando se descubrió que ocultaban evidencia. En octubre de 1993, Paul y sus abogados habían examinado más de 4,000 documentos procedentes de la Fiscalía. Murray había dicho que ellos estaban dispuestos a entregar las cintas de vídeo a la Fiscalía si se le permitía interrogar a Karla antes de que ella llegara a la audiencia preliminar. La audiencia nunca se llevó a cabo.

Murray dijo que las cintas mostraban a Karla asaltando sexualmente a cuatro jóvenes mujeres, teniendo sexo con una prostituta en Atlantic City y en otro momento, drogando a una joven que estaba inconsciente.

Durante el verano de 1994, Murray se había vuelto un problema serio debido a sus graves problemas de ética manejando el delicado tema de las cintas de vídeo y a su representación de Paul. El mismo Murray consultó a su abogado, Austin Cooper, quien le pidió al comité de profesionales de la Sociedad Legal de Upper Canadá un consejo.

"La sociedad legal le pide directamente al señor Murray que empaque las cintas de vídeo y se las entrege directamente al juez de la causa. Además la sociedad le pide al señor Murray que renuncie como defensor del señor Paul Bernardo y que le informe a éste lo que se le ha ordenado hacer", dijo Murray a través de un comunicado que emitió con intervención de su abogado Cooper en septiembre de 1995.

El 12 de septiembre de 1994, Cooper asistió al juicio de Paul y le informó al juez Patrick Lesage, de la División General de la Corte de Ontario, a John Rosen (quien reemplazó a Murray como abogado de Paul) y a los fiscales acerca de lo que la sociedad legal le había pedido hacer a Murray. Rosen sostuvo que las cintas de vídeo debían haber sido primeramente entregadas a la defensa. Murray entregó las cintas junto a un sumario detallado a Rosen quien guardó las cintas de vídeo aproximadamente por dos semanas antes de entregárselas a los fiscales.

La revelación de que una pieza clave en el caso había estado guardada por tanto tiempo por la policía creó un furor en la sociedad, más aún cuando se supo que Karla había sido una sádica cómplice de Paul. No se permitió que las cintas fueran mostradas al público; sólo una parte del audio. Mientras tanto, Paul seguía insistiendo que si bien el violó y torturó a Leslie Mahaffi y a Kristen French fue Karla quien las mató.

Después de que se descubrieran las cintas, un fuerte rumor indicaba que Karla había sido una sádica participante de los crímenes. Ahora, el público sabía del rol que había jugado Karla y las cintas mostraban lo suficiente como para mandar a ambos a la cárcel por el resto de los siglos. Por eso, muchos creyeron que el acuerdo con Karla ya no era necesario. Sin embargo, como era mencionado en el acuerdo, Karla había aportado mucha información sobre el caso por lo que la Fiscalía no halló posibilidad de quebrantar el acuerdo y reabrir el caso.

Fue tarde cuando los jueces que juzgaron a Paul, Michael Moldaver y el juez Archie Campbell dijeron que ella podría haber sido acusada de dos cargos de asesinato en primer grado al igual que Paul. El acuerdo con Karla había sorprendido.

Paul fue condenado a cadena perpetua y después sería declarado como "Peligroso Violador", algo que en la ley canadiense equivale a que el condenado no sea liberado nunca.

El sádico asesino está en la Penitenciaria de Kingston en Kingston - Ontario, bajo confinamiento en solitario para protegerlo del resto de reclusos, ya que un preso con los delitos de Paul, nunca podría estar en las celdas comunitarias.

Karla Homolka, la sádica asesina, se salió con la suya y fue condenada a tan sólo 12 años de prisión, algo muy criticado por los canadienses y el resto del mundo.

Tammy - Leslie - Kristen - Víctimas de Paul y Karla
El 4 de julio de 2005, Karla salió de la cárcel. Unos días antes, Paul había sido entrevistado por la policía en presencia de su abogado, Tony Bryant.

Paul acordó con Bryant y declaró que él siempre había estado dispuesto a liberar a las chicas y que era Karla la que se negaba. También dijo que Leslie Mahaffy fue asesinada porque le vio el rostro (a Paul), al caérsele el vendaje que cubría sus ojos. Karla dijo que Paul mató a Leslie porque al reconocerlo, sabían que los delataría a la policía. Pero Paul declaró que fue ella, inyectándole una burbuja de aire con una jeringa en las venas, provocándole una embolia.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

que extraña historia, como esa frialdad? analizo las fotos y no muestran ningun signo de preocupacion o pesadumbre.

tambien extraño el juicio, muy sucio.

y los padres, que opinaban?

gracias por el blog

Destylou dijo...

Hola anónimo, la verdad es que viendo las fotos nadie pensaría que esas personas fueron capaces de hacer lo que hicieron.

Gracias a tí por leerlo ;)

Saludos!

Anónimo dijo...

Karla es tan culpable como Paul de esos crímenes, como la van a dejar en libertad!! Puede volver a cometer lo mismo pq es una demente!!

Related Posts with Thumbnails