Ultimos artículos:

La masonería en la época medieval

Los masones en su origen eran albañiles y canteros que trabajaban en las grandes obras medievales.

Sus ritos sociales han dado lugar a la masonería moderna.

En la Edad Media se utilizaron toneladas de piedra para construir catedrales, monasterios, iglesias y castillos.

En Francia, entre 1050 y 1350 se edificaron ochenta catedrales y quinientas iglesias, además de miles de parroquias.

En todas estas obras, mientras los arquitectos gozaban de una situación social elevada y eran considerados individuos que ejercían un arte liberal más que un oficio básico, los masones disponían de una serie de ayudantes o servidores a quienes los documentos se suelen referir con el término latino "famuli".


En su trabajo contaban con muchos técnicos que pertenecían a otras corporaciones de oficios como carpinteros, herreros, pulidores, plomeros, vidrieros y sobre todo, peones y carreteros.

Hughes de Saint-Victor, el canónigo, a mediados del siglo XII enumeró varias categorías de obreros. Consideraba que la arquitectura se dividía en masonería cementaria, que era la que incluía a canteros o tailleurs de pierre (latomus, en latín) y a los albañiles o maçons (cementarios) y por otro lado en carpintería, que incluía a los carpinteros y ebanistas o meusiers (tignarios).

Los canteros, a principios del siglo XV comenzaron a formar una verdadera aristocracia dentro de lso gremios, las corporaciones, guildas o cofradías del arte de la construcción.

Entonces se establecieron dos clases o categorías de obreros: el masón superior o el cantero, que era el que trabajaba la piedra y el albañil o inferior, que no poseía la misma formación y que estaba encargado principalmente de colocar la piedra.

Dentro del masón superior o cantero, habían diferencias entre el artista que trabajaba la piedra blanda de adorno y el picapedrero, que trabajaba la piedra dura de sillería.

Las migraciones entre los masones o canteros medievales que trabajaban en una obra eran muy frecuentes.

Para la construcción del monasterio de Shildesche, en Westfalia - Alemania, fundado en 940, se hicieron llegar de las Galias fabri murarii et cementarii y a principios del siglo XI, el obispo Meinwerk, de Paderborn, hizo construir la capilla de San Bartolomé per graecos operarios (trabajadores griegos).

Los canteros, por lo tanto, eran libres y en muchos casos independientes, con lo que escapaban a la organización gremial de las ciudades que los empleaban. Esta independencia de los constructores de catedrales con una organización propia conduce a la institución de la logia, que es el término que en un principio designaba el recinto donde se reunían los masones que trabajaban en una obra.
Related Posts with Thumbnails