Ultimos artículos:

Nazis: El Tesoro sustraido a los judíos

En 1945 los soldados norteamericanos que controlaban la ciudad de Merkers, escucharon algunos rumores y comentarios acerca de un lugar secreto, de un tesoro que los nazis tenían escondidos.

Conocida como Kaiseroda, es el nombre de la mina de Potasio a 800 metros de profundidad.

Cercana a la ciudad de Berlín, contaba con más de 50 km. en túneles a través de cinco entradas.

Unos días después de escuchar estos rumores, los oficiales del ejército acudieron al lugar y descendieron por un ascensor a unos 700 metros de profundidad por la mina.

Lo que allí encontraron daba muestras de todas las vidas que se perdieron en el Holocausto y del robo indiscriminado a toda la población judía.


Considerado como uno de los mayores o el mayor tesoro de toda la histora, se encontraron entre otras cosas y por varios túneles:

  • Mil millones de marcos en 550 bolsas
  • 8527 lingotes de oro
  • Monedas de oro francesas, suizas y estadounidenses
  • Maletas con diamante4s, perlas y otras piedras preciosas.
  • Sacos de coronas dentales de oro
  • Pinturas de 15 museos alemanes e importantes libros.

Todo lo encontrado en estos túneles eran los enseres, ahorros y posesiones de cientos de miles de judíos.



    Los Nazis, tenían almacenado su tesoro en este lugar. Se calcula que más del 90% de las reservas del régimen, estában en aquella mina.

    El Dr. Fung, presidente en aquel momento del ostentoso Reichsbank, fue el que daría la orden para esconder todas estas piezas y dinero. Todo el tesoro necesitó de más de trece vagones para poder ser trasladado.

    Las obras de arte y otros bienes, fueron cuidadosamente sacados de la mina y transportados en más de diez camiones a la sede del Reichsbank en Frankfurt para su posterior clasificación y restitución. Aunque a primera vista, en esta foto, la obra de arte que corresponde a Edouard Manet, titulada “Wintergarden", está siendo observada por los soldados estadounidenses y puesta encima de uno de los vagones de la mina, lo que no sería tratar de la mejor manera una obra de arte, quizás por las circunstancias era lo único que podían hacer.


    Hoy día son muchas las obras de arte y riquezas confiscadas por los Nazis que continúan desaparecidas.

    El hallazgo de la mina de Merkers constituye el mayor blanqueo y reparación material de los tesoros de la posguerra.
    Related Posts with Thumbnails