Ultimos artículos:

Angel Sanz Briz - El ángel de Budapest

Durante la Segunda Guerra Mundial, muchas personas en el anonimato intentaron ayudar a los presos que en los campos de concentración fueron asesinados y torturados por el régimen nazi. Uno de ellos era un diplomático español que logró salvar la vida de más de 5.200 judíos.


En España, como es muy normal cuando se trataban estos temas, su historia no es muy conocida, pero en Hungría, Angel Sanz Briz es todo un personaje al que le han rendido varios homenajes, incluyendo una placa conmemorativa en la fachada de la embajada española.

En unos días la televisión pública española emitirá una serie dedicada a la gran labor humanitaria que hizo el que es conocido como el "Angel de Budapest" o "Schindler español".

Ángel Sanz-Briz nació en Zaragoza el 28 de septiembre de 1910.

Estudió derecho en su ciudad natal y después ingresó en la Escuela Diplomática.

Poco tiempo después comenzaría la Guerra Civil Española, donde se alistó en las tropas franquistas hasta la finalización del conflicto.

El primer destino del diplomático fue en El Cairo, como Encargado de negocios.

Contrajo matrimonio con Adela Quijano y fue entonces cuando lo enviaron en 1942 a la embajada española en Hungría, también como Encargado de negocios.

Hungría fue un país que aunque pertenecía al llamado "Eje", no puso en marcha el exterminio masivo de judíos como pasara en otros países de Europa. Pero todo cambió cuando Alemania tomó el control, eso sucedió en 1944.

Fue entonces cuando el exterminio judío se puso en práctica en el país, revisado directamente por Adolf Eichmann, quien se ocupó de supervisar la masacre a quienes formaban el 25% de la población del país, los judíos.

Anterior a esas fechas, se llevaron a cabo otros sucesos dentro del plan de exterminio nazi, pero se enviaba a los judíos a otros lugares, no existían campos de concentración en el país donde se produjeran las matanzas.

Ángel Sanz-Briz estaba indignado por el comportamiento del régimen nazi y las barbaridades que estaban cometiendo.

Fue entonces cuando se puede decir que el "Ángel de Budapest" se puso el mundo por montera y al margen del gobierno español, comenzó a proporcionar documentos españoles a los judíos sefardíes que encontrara.

De una manera muy sabia, negoció con las autoridades húngaras el traslado de estos judíos a un lugar más seguro. Recurrió a una ley de 1924, que ya no estaba vigente, aunque daba la oportunidad a los judíos de origen sefardí de solicitar la nacionalidad española. Por lo que finalmente el gobierno húngaro se vio en la obligación de concederle esos 200 visados.

"Conseguí que el Gobierno húngaro autorizase la protección por parte de España de 200 judíos sefardíes (...) Después la labor fue relativamente fácil, las 200 unidades que me habían sido concedidas las convertí en 200 familias; y las 200 familias se multiplicaron indefinidamente, con el simple procedimiento de no expedir salvoconducto o pasaporte alguno a favor de los judíos que llevase un número superior al 200". (Libro relatado por Ángel Sanz-Briz "Los judíos en España" y escrito por Federico Ysart).

Ángel Sanz-Briz consiguió salvar la vida de unos 5.200 judíos y tan sólo 200 de ellos eran de origen sefardí.

Utilizó influencias, contactos, así como edificios alquilados con los fondos de la embajada que rotuló como "Anejo a la legación española" y dinero propio, con el que también pudo sobornar al gauleiter alemán.

Él calificaba como "albergues" anexos a la embajada y por tanto, territorio extranjero, a todos los pisos donde alimentó a los "nuevos españoles", a los que arriesgando su propia vida y ofreciendo todas sus posesiones, consiguió salvar.

El "Ángel de Budapest" quiso hacer patente también al gobierno español lo que los nazis estaban haciendo en el país y en el campo de concentración de Auschwitz y por ello envió un informe en francés realizado por dos presos escapados donde se detallaba el genocidio. Este informe iba acompañado por una carta del propio Sanz-Briz confirmando la autenticidad de lo que ahí se explicaba:

"Su origen, pues, le hace sospechoso de apasionamiento. Sin embargo, por los informes que he podido obtener de personas no directamente interesadas en la cuestión y de mis colegas del cuerpo diplomático aquí acreditado, resulta que una gran parte de los hechos que en él se describen son, desgraciadamente, auténticos".

Ángel Sanz-Briz no tuvo ninguna respuesta del gobierno español para facilitar la protección a los afectados.

Pocos meses después, en noviembre de 1944, Sanz-Briz fue trasladado a Suiza, ya que Budapest estaba a punto de caer en manos del Ejército Rojo.

Pero su labor siguió en Budapest por medio de Giorgio Perlasca, que era un veterano italiano de la Guerra Civil Española, ciudadano español honorario, que había estado ayudando a Sanz-Briz en la protección de los judíos.

Giorgio Perlasca utilizó documentos de identidad españoles falsificados por él mismo, en los que decía ser cónsul español en Budapest. Fue de esa manera como consiguió mantener a salvo a los judíos "españoles" hasta el 16 de enero de 1945, cuando finalmente los soviéticos entraron en la ciudad con su Ejército Rojo.

Hasta ese momento el Ángel de Budapest salvó la vida de miles de personas junto a Giorgio Perlasca y otro amigo diplomático sueco llamado Raul Wallenberg (del que se dice que salvó a 40.000 judíos húngaros). Afortunadamente la guerra acabaría unos meses después.

Ángel Sanz-Briz fue destinado a otros muchos lugares en su carrera política, ciudades de Estados Unidos como San Francisco y Washington, otros como Lima, Berna, Bayona, Guatemala, La Haya, Bruselas, Pekín (siendo el primer embajador español, año 1973) y por último en 1976 a Roma como embajador de España ante la Santa Sede.

Su gran labor sería relatada por él mismo a Federico Ysart, quien escribió un libro en 1973 llamado "Los judíos en España".

Ángel Sanz Briz falleció el 11 de junio de 1980 en Roma.

El reconocimiento del diplomático se ha producido a lo largo de todo este tiempo en diferentes lugares.

En el Museo del Holocausto Yad Vashem de Israel, en el año 1991, se hizo distinción a la acción de Ángel Sanz Briz, reconociendo a sus herederos el título de "Justo entre las naciones" y escribiendo su nombre en el memorial del Holocausto.

El gobierno húngaro también le concedió a título póstumo la Cruz de la Orden del Mérito de la República Húngara en 1994.

En 1995, acudió la viuda del diplomático a otro acto de homenaje al "Ángel de Budapest", donde el gobierno húngaro descubría unas placas en los edificios donde estuvieron los pisos en los que escondió a los judíos.

Sin embargo en España ha recibido pocos reconocimientos.

En 1998, apareció en un sello de Correos y en la calle Velázquez de Madrid, donde había vivido, colocaron una placa como homenaje.


También existe un libro de Diego Carcedo donde se cuenta su historia.

El último reconocimiento al embajador ha vuelto a ser en Hungría. La embajada española en Budapest colocó en octubre de 2008 una placa que recuerda al diplomático.

Al acto asistieron dos de aquellos judíos Húngaros salvados por el "Ángel de Budapest", Jaime Vándor, profesor de Historia del Judaísmo de la Universidad de Barcelona y István Harsanyi, profesor de la Universidad de Hungría, además de otras representaciones políticas de Hungría y España.

Es curioso saber que el famosísimo Oskar Schindler, internacionalmente conocido, salvó a 1.200 judíos.

Pero como he dicho al principio, hubieron muchos otros salvadores que hicieron lo que pudieron y entre ellos, este español, Ángel Sanz-Briz, el "Ángel de Budapest", que salvó a 5.200 personas que por ser de raza judía, tenían una muerte más que segura en aquellos tiempos.

5 comentarios:

David del Bass dijo...

Esta muy bien el blog, no lo conocía hasta ahora, me pasaré más a menudo a leerlo. Aprovecho para felicitarte el 2012, un saludo!!

Destylou dijo...

Hola David, gracias!

Espero verte por aquí y lo mismo digo, feliz año!

sebas dijo...

La curiosidad me ha llevado hasta tu pagina y me he quedado gratamente sorprendido por todos los temas que tratais...soy un apasionado de la historia y aqui teneis muchos e intersantes articulos.
Te felicito por tu blog y tu bien saber hacer.Pasare a menudo por aqui..un saludo.

Destylou dijo...

Hola Sebas, gracias por tus palabras y espero que los contenidos de Destylou-Historia sigan siendo de tu interés y verte por aquí.

Saludos!

Nana Wyvern dijo...

Interesante artículo, como todos. Me ha parecido muy interesante ^^

Related Posts with Thumbnails