Ultimos artículos:

El ángel de la muerte - Joseph Rudolf Mengele

Nació en Günzburg - Baviera el 16 de marzo de 1911 y falleció en Bertioga - Brasil el 7 de febrero de 1979.

Más conocido por Joseph Mengele o "el ángel de la muerte", fue un médico y sobre todo, uno de los criminales más crueles de la guerra nazi.

Hizo cientos de experimentos con seres humanos en los campos de concentración y exterminio de Auschwitz, ocasionando la muerte en la mayoría de los casos.

Mucho después de la guerra, también ha dado que hablar.

Mengele, era el mayor de tres hermanos, sus padres eran karl Mengele y Walburqa, unos industriales de muy buena posición que residían en la ciudad de Günzburg - Baviera, donde él nació.

Su madre era muy severa y estricta, pero Mengele la adoraba y estaba más distante de su padre.

Hizo sus estudios en las universidades de Múnich, viena y Bonn, realizando las carreras de Medicina y Antropología.

En 1932, Joseph Mengele se afilió a "Casco de Acero - Liga de los soldados de vanguardia" (Stahlhelm, Bund der Frontsoldaten), que era una asociación nazi que se incorporó a la Sturmabteilung (SA) en 1933.

Karl Mengele era un nazi acérrimo y en 1933 ofreció su taller industrial a Adolf Hitler para que pronunciara un discurso en Günzburg. Gracias a estos servicios, recibió después grandes facilidades económicas con lo que hizo crecer su negocio.

Ese mismo año, Joseph abandonó la asociación nazi alegando problemas de salud.

Josef Mengele, dos años después, en 1935, se doctoraba en Antropología con una tesis doctoral sobre las diferencias raciales en la estructura de la mandíbula inferior bajo la supervisión del profesor Theodor Mollison.

Después viajó a Fráncfort del Meno y trabajó como ayudante de Otmar von Verschuer en el Instituto de Biología Hereditaria e Higiene Racial de la Universidad de Fráncfort.

Se doctoró en medicina en el año 1938, con una tesis doctoral que se titulaba "Estudios de la fisura labial-mandibular-palatina en ciertas tribus".

Mengele se convirtió al igual que su padre y a partir de las convicciones de Otmar von Verschuer en un antisemita convencido plenamente de la superioridad de la raza aria, prodigando desprecio absoluto por los judíos, dedicando su carrera de medicina más al estudio genético-racial que a la medicina curativa tradicional.

Perteneció a las juventudes hitlerianas y se incorporó a la SA cuando éstas, estaban a punto de desaparecer como grupo armado, por lo que tuvo que renunciar.

Después intentó entrar en las SS pero tampoco tuvo éxito en un principio, volviéndolo a intentar tres años después.

En 1938 contrajo matrimonio con una educada dama de religión luterana llamada Irene, a pesar de que él era católico-romano. Tuvo un hijo al que llamaron Rolf Mengele.

Ese mismo año entró a la SS, un año antes se había afiliado al partido nazi.

Entre 1938 y 1939, sirvió en un regimiento de infantería ligera de tropas de montaña durante seis meses. En 1940 lo destinaron a la reserva del cuerpo de médicos, comenzando un período de tres años en los que sirvió en la unidad Waffen SS, 5ª División Panzergrenadier SS Wiking.

En 1942, lo hirieron en Rostov en una pierna mientras estaba en el frente ruso, lo que hizo que lo declararan después no apto para el combate.

Fue ascendido al rango de SS Hauptsturmführer (Capitán), por su participación en el frente y entonces lo reasignaron como Lagerarzt, médico de campos de concentración.

El 24 de mayo de 1943 fue enviado al campo de concentración de Auschwitz, sustituyendo a otro médico que había caído enfermo. Aquel campo era llamado "campo gitano", era la parte de Auschwitz-Birkenau, que administraba el KZ, Rudolf Höß.

Cuando estuvo en Birkenau mantuvo relaciones con Irma Grese.

En el campo de concentración se convirtió en el oficial médico en jefe de la enfermería, pero no fue el oficial médico de Auschwitz, por encima de el había otro médico, Eduard Wirths.

En su estancia de 21 meses en Auschwitz alcanzó la fama y el apodo que quedaría para la historia "ángel de la muerte".


Los trenes llegaban con los vagones repletos de prisioneros a Birkenau (Auschwitz II) y allí esperaba Mengele en el andén junto a otros médicos para seleccionar a los que eran más aptos para trabajar y "experimentar" y por otro lado, los que enviaban inmediatamente a las cámaras de gas.


Rampa Auschwitz

Se paraba en una rampa frente a las filas y con un gesto de mano, decidía quién moría y quién vivía. A la derecha iban los ancianos, niños, mujeres embarazadas e incapacitados (todos los de esta fila iban directamente a las cámaras de gas), a la izquierda las mujeres jóvenes y hombres que gozaban de muy buena salud.

Testimonios de supervivientes afirman que siempre iba muy arreglado, perfumado y apuesto, que tenía gestos aristocráticos. Entre los dientes superiores tenía un notorio espacio interdental, algo que lo caracterizaba. Poseía una extraña mezcla de condescendencia y una ferocidad morbosa ante el poder de decidir la vida de los demás, los que vivían y los que morían.

Nunca mostró ni un ápice de humanidad ante los condenados, mató personalmente a algunos de ellos porque desobedecían las reglas.

Era malvado y se conocen casos de perversión sexual con las mujeres de la fila izquierda (las jóvenes que no íban directamente a las cámaras de gas). Les azotaban los pechos con un látigo o con defenestraciones que invalidaban a las jóvenes, que después, también terminaban en las cámaras de gas. Y todavía era más duro con las que se habían quedado embarazadas de violaciones de los guardias.

Filas selección prisioneros

Era un ser escalofriante, malvado como pocos.

En algunas ocasiones, ordenaba que a la madre parturienta se le vendasen los pechos para que no pudiera amamantar a su bebé, de esta manera recopilaba datos sobre la muerte de estos niños por inanición.

En los vagones que traían presos, a veces quedaban cadáveres de madres con sus hijos en brazos aún vivos y Mengele ordenaba lanzarlos directamente al horno de la lavandería para que sirvieran como combustible.

Después cambió su actitud y permitió que las embarazadas dieran a luz, pero los bebés que nacían eran confiscados para llevarlos a una sala de experimentación del campo de concentración.

Mengele decía a sus colegas:

" Cuando nace un niño judío no sé qué hacer con él: no puedo dejar al bebé en libertad, pues no existen los judíos libres; no puedo permitirles que vivan en el campamento, pues no contamos con las instalaciones que permitan su normal desarrollo; no sería humanitario enviarlo a los hornos sin permitir que la madre estuviera allí para presenciar su muerte. Por eso, envío juntos a la madre y a la criatura."

Por las influencias que le habían inculcado Otmar von Verschuer y Ferdinand Sauerbruch del Instituto Kaiser Wilhelm de Genética y Eugenesia, los gemelos para Mengele, eran sumamente interesantes. Con aquellos hombres había adquirido los conceptos de herencia y raza pura. Los judíos eran el centro de todas las discusiones.

Siguendo los pasos de von Verschuer, Mengele había desarrollado un fuerte interés por los gemelos como una fuente de información acerca de estos conceptos y fue entonces, cuando supo que Auschwitz iba a ser su destino, el momento en el que se mostró más satisfecho, porque aquel campo se iba a convertir en un laboratorio lleno de ratas judías con las que iba a poder experimentar lo que quisiera.

Los gemelos eran seleccionados y ubicados en barracones especiales a partir del año 1943.

En aquella rampa en la que hacía la selección, cuando localizaba gemelos, para éstos era una salvación "por el momento" de no ir a las cámaras de gas. Los ubicaban en un recinto especial y los trataban un poco mejor que al resto de internos.

Aunque los experimentos de Mengele carecían de valor científico, el gobierno nazi los financiaba.

En aquellos experimentos se incluían cirugías brutales. Al menos en una ocasión está documentada, donde intentaron crear siameses artificiales mediante la unión de venas de hermanos gemelos. Aquella operación fue un fracaso y el único resultado fue que las manos de aquellos niños se infectaron gravemente.

Aunque las personas que eran objeto de experimentos de Mengele, los superaran, después eran igualmente sacrificadas para su disección.

Mengele extraía los ojos a las víctimas y los colocaba en una pared como un muestrario de las variedades heterocromas que existían. También intentó por la vía química cambiar el color del pelo de los internos mediante la aplicación de dolorosas inyecciones subcutáneas.

En algunos casos realizó castraciones y experimentos con la médula espinal, dejando paralizados a los que había intervenido.

Mengele también intentó buscar un método de esterilización masiva en cooperación con otros médicos, muchas de las víctimas fueron mujeres a las que les inyectaban diversas sustancias, algunas funcionaban y otras no.

Víctimas experimentos Mengele

Realizó también experimentos en los que sumergía a los internos más fuertes en agua helada, para observar las reacciones que tenían después ante la hipotermia.

Cooperó con el médico Sigmund Rascher de la Luftwaffe en algunos experimentos en los que sometían a personas a cambios de presiones extremos. Estos presos morían en medio de horrorosas convulsiones por excesiva presión intracraneal.

Rascher fue el equivalente a Mengele, pero lo hacía con fines militares. La perversidad era la misma, pero su historia y final fueron diferentes.

Mengele realizó experimentos con gitanos y judíos que tenían deformidades, como con siameses o mellizos, enfermedades hereditarias como enanismo o síndrome de Down. A todos ellos, los diseccionaba vivos y después sumergía sus cadáveres en una tina con un líquido que consumía las carnes, dejando libres los huesos. Aquellos esqueletos los enviaba a Berlín como un macabro muestrario de la degeneración física de los judíos.

Investigó también el virus etno-específico.

El "ángel de la muerte" llegó a tener una colección particular de condenados que eran especialmente escogidos para servir en sus ensayos. Recibían el mismo trato que los otros presos que eran condenados a las cámaras de gas.

Mengele se sentía muy orgulloso de sus experimentos, pero en 1944 quería un cambio, pretendía ascender en el escalafón de las Waffen SS haciéndose evaluar por un inspector.

El coronel de la SS emitió un informe en el que destacaba la personalidad, profesionalidad y el celo del deber de Mengele, dándole méritos para un ascenso y nuevo puesto. Pero tampoco consiguió que lo asignaran a Auschwitz con este informe, nunca se supo por qué nunca llegó allí.

En una ocasión, Mengele hizo cargar un vagón de tren con unos cajones que los internos notaron "demasiado pesados para su volumen". Esos cajones iban a Günzburg y algunos internos dedujeron (correctamente), que los cajones contenían lingotes de oro que provenían de las extracciones dentales a las víctimas del campo.

Con este vagón, se confirma que Mengele ya presentía el final de la Alemania Nazi.

Y así fue, el 26 de noviembre de 1944, Richard Baer, comandante de Auschwitz, recibió un comunicado muy extraño en el que le ordenaban desmantelar la instalación decayendo el ritmo de exterminio en el campo. Esta orden provenía directamente de Heinrich Himmler y muchos quedaron sorprendidos por la situación.

Mengele se había parado en la rampa de selección 23 días antes y había enviado su última selección a las cámaras.

A Mengele no le extrañó la orden, porque ya suponía que Alemania perdía la guerra.

Huyó de forma encubierta el campo de concentración el 17 de enero de 1945, diez días antes de la liberación del campo por el Ejército Rojo.

Se fue al campo de concentración de Gross-Rosen, pero éste, también fue cerrado en agosto de 1944 y en abril de 1945 huyó camuflado hacia el oeste como un miembro de la infantería regular alemana con identidad falsa. Fue capturado.

Lo hicieron prisionero de guerra cerca de Núremberg, pero lo liberaron los aliados porque no sabían quién era.

Josep Mengele fue nombrado genocida durante los juicios de Núremberg.


Se escondió durante un tiempo en Günzburg y después en Baviera. Mengele se fue a Sudamérica, a Hohenau - Paraguay, en 1949. Allí habían muchos oficiales nazis huidos y que habían sido ayudados por la organización ilegal ODESSA.

Su esposa lo repudió tanto a él como a su familia y se separaron.

El nombre de Mengele no estaba mencionado en la prensa y por ese motivo la cacería nazi nunca lo alcanzaría, o al menos eso pensaba, por lo que volvió a tomar su nombre original y se inscribió en la guía telefónica de Buenos Aires, incluso viajó a Suiza a visitar a su hijo Rolf en 1956, sin que nadie sospechara de él y de su terrorífico pasado.

En 1958 se casó con Maria Martha Will en Colonia - Uruguay, que era la mujer de su hermano karl que había fallecido en 1949.

Ella y su hijo se mudaron a Argentina para reunirse con Mengele y los dos regresaron a Europa años después.

En los años cincuenta, su familia en Alemania le respaldaba económicamente y prosperó. Montó una tienda de juguetes y después estuvo como socio de una empresa farmacéutica, la Fadro Farm.

Simon Wiesenthal encontró el acta de divorcio entre Irene y Mengele y dio luces a la dirigencia judía de que Mengele estaba vivo y en Argentina.

Enviaron datos para confirmar la existencia de Mengele a Argentina, pidiendo la extradición por parte del gobierno de Bonn, que fue rechazada por el gobierno argentino aduciendo que Mengele no vivía en dicha dirección.

Mengele fue advertido de esta situación y se escapó de Buenos Aires.

Hans-Ulrich Rudel, piloto de Stuka que era cliente de la compañía de Mengele, fue una de las personas que lo advirtió.

Rudel tenía buenas relaciones con el gobierno de Paraguay y eso le había permitido tener amistad con el dictador Alfredo Stroessner, el presidente, que permitió aceptar a Mengele en el país.

Mengele a partir de aquel momento vivió de manera más modesta, fue despedido y exonerado de sus funciones por sus socios.

Nunca fue detenido, a pesar de los esfuerzos internacionales para hacerlo, viviendo impunemente durante 35 años bajo identidades falsas.

Adolf Eichmann fue capturado y juzgado en Israel y estos hechos alimentaron el miedo de Mengele, por lo que se movía continuamente. El Mossad lo persiguió durante algún tiempo, pero los esfuerzos de Israel se dirigieron hacia la normalización de las relaciones con Paraguay y a la lucha contra enemigos más cercanos.

Aunque su hijo Rolf lo visitó un par de veces y se intercambiaban correspondencia, ni el Mossad ni Wiesenthal lograron ubicarlo nunca.

Hasta 1960, la manutención de Mengele la pagaba su empresa en Alemania. Vivía en Paraguay en forma muy modesta como inquilino de una familia alemana.

Tuvo algunos problemas con mujeres, principalmente
con Klaus Barbie, por lo que los miedos alimentaron la paranoia persecutoria de mengele y se volvió a trasladar a Brasil para vivir con otra familia alemana, que también subvencionaba la compañía Mengele. Allí estuvo bajo el nombre de Pedro Gerhard.

Después se independizó y se trasladó a una favela, donde vivió en una cabaña muy modesta.

Existen testimonios, fotografías y muchos indicios de que Mengele no acabó con sus experimentos en aquel campo de concentración, siguió con ellos en Brasil, con aquella fantasía que tenían los nazis de crear la raza aria.

En 1979, su estado de salud era muy malo. La familia alemana que lo asistía lo invitaron a bañarse en una playa de pendiente muy suave, Bertioga, Mengele accedió.

Mengele siguió al resto de bañistas adentrándose en el mar unos 100 metros, no había profundidad, pero por motivos confusos y extraños, se ahogó, aunque uno de sus amigos intentó auxiliarlo.

Se especuló que pudo morir por algun calambre, mareo, ataque cardíaco o por una muerte provocada.

Según la versión oficial "se golpeó con un madero mientras nadaba en una playa llamada Bertioga y se ahogó". Lo extraño es que Mengele no sabía nadar.

Lo enterraron en un cementerio de Embu, con el nombre falso de Wolfgang Gerdhard. Asistió su hijo rolf, pero ningún miembro más de su familia.

Seis años después de su muerte, sus restos fueron exhumados e identificados en medio de la presión mediática por parte de Israel, EE.UU., Wiesenthal y otros grupos antinazis.

La identificación de los restos de Mengele, aunque no fueron concluyentes al cien por ciento, resultaron satisfactorios para quienes lo estaban buscando. Coincidía la edad, estatura y el defecto dental.

Al igual que otros tantos asesinos nazis, falleció en la impunidad.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Hijo de puta, se pudra en los infiernos y lo castiguen a ver con los pinchos de la naranja mecánica todos los programas de DEC y la biografia detalla de todos y cada uno de los participante de Gran hermano con todos los detalles y a la vez le pongan todos los anuncios de la mutua madrileña a toa hostia...... qu es cuche de seguío soy, soy.. soy.. soy... con todos los ritmos que existan cabronazo de mierdaaaa

Lourdes dijo...

Anónimo! no hace falta insultar aunque este tipo merezca cualquier cosa por hacer lo que hizo.

Lo que no entiendo es lo que tiene que ver el resto de tu comentario.

Saludos!

Anónimo dijo...

un hombre enfermo k uso indefensas criaturas para sus malditos experimentos queriendo mejorar una raza,gente loca y desquisiada. no permitamos nunca k esto vuelva a suceder en estos tiempos en ningun lugar del mundo.

Anónimo dijo...

Ojala haya sufrido mucho, para que de alguna manera, sienta lo que sintieron aquellas personas. Que basura de gente, no soy judio pero esto pasa a ser una salvajada, es increible que uno solo decida la muerte de muchos y que se ingenie para hacerlos sufrir...

Anónimo dijo...

Esta prohibida la experimentaciòn que se realiza en humanos cuando los elementos que se prueban es para los mismos humanos, y quien habla de la terrible experimentación que se realiza con animales?

Anónimo dijo...

Por que los argentinos que tenian demasiadas pruebas que esta viviendo ahi incluso se acciono una empresa farmaceutica a su nombre no hicieron nada, otra cosa Klaus Barbie no era mujer como dice un parrafo. Este tipo solo Dios lo va a Jusgar

Related Posts with Thumbnails