Ultimos artículos:

John Demjanjuk - Iván el Terrible

Nació en Ucrania - antigua Unión Soviética (URSS), el 3 de abril de 1920. Es uno de los diez presuntos criminales de guerra más buscados del mundo.

Apodado como "Iván el Terrible", ha sido acusado por crímenes de guerra en su participación en el Holocausto Nazi durante la II Guerra Mundial. Era miembro de la SS Nazi o Schutzstaffel.

Es el responsable de al menos 27.900 muertes a judíos en el campo de exterminio nazi de Sobibor - Polonia, entre marzo y septiembre del año 1943.

Cuando acabó la guerra emigró a Estados Unidos.

El Gobierno israelí pidió su extradición en 1983 para que asistiera y afrontara un juicio por crímenes de guerra, al amparo de la "Ley para el castigo de los nazis y sus colaboradores" de 1950.

El 28 de febrero de 1986 fue deportado, sometiéndose el 26 de noviembre de ese mismo año a un juicio.

El 18 de abril de 1988 fue declarado culpable de todos los cargos por los que estaba imputado y una semana después fue sentenciado a la pena de muerte en la horca.

El 29 de julio de 1983 fue revocado el veredicto en una apelación por cinco jueces de la Corte Suprema de Israel, basándose en algunas declaraciones que habían por escrito de antiguos guardias de Treblinka que aseguraban que el verdadero apellido del acusado era el de "Marchenko" y no "Demjanjuk". Los soviéticos habían obtenido esas declaraciones al finalizar la II Guerra Mundial, porque habían procesado penalmente a los ucranianos que ayudaron a los nazis como fuerzas auxiliares durante la guerra.

Finalmente en 1993 fue excarcelado y regresó a Estados Unidos, recuperando su ciudadanía.

En 2002 perdió esta nacionalidad por haber mentido sobre su pasado y por no haber mostrado ningún tipo de arrepentimiento por su supuesta implicación y participación en el Holocausto.

En diciembre de 2008, en un tribunal de Munich - Alemania, la principal autoridad judicial estimó que era competente para juzgarlo, ya que el acusado había vivido cerca de la capital en 1952, antes de emigrar a América, por lo que el 14 de abril de 2009, agentes de inmigración estadounidense lo sacaron de su residencia para deportarlo. Ese mismo día, un hijo de Demanjuk presentó una moción en el Sexto Circuito de la Corte de Apelación de EE.UU., pidiendo que se detuviera esa deportación, que fue concedida. El gobierno estadounidense argumentó que la Corte de Apelaciones no tenía jurisdicción para revisar la decisión de la Junta de Apelaciones de Inmigración.

A mediados del pasado mes de julio, fiscales alemanes lo inculparon oficialmente como antiguo guardia de la SS en los campos de concentración del III Reich y de ser cómplice en la muerte de 28.000 judíos en el campo de exterminio Sobibor en 1943, lugar donde murieron alrededor de 250.000 judíos.

Demjanjuk tiene ahora 89 años y ha negado cualquier implicación en el Holocausto. Por otro lado ha admitido que colaboró en otros campos de exterminio, pero no en Sobibor. Según la acusación hubieron entre 20 y 30 miembros de la SS alemanas y entre 100 y 150 antiguos prisioneros de guerra soviéticos (que es su caso).

En las cámaras de gas de los campos de concentración los prisioneros tardaban una media hora en morir por la inhalación de una mezcla de monóxido de carbono y dióxido de carbono, según los fiscales, que han asegurado que Demjanjuk estuvo en Sobibor durante seis meses del año 1943.

Demjanjuk está acusado de introducir a la fuerza a hombres, mujeres y niños en las cámaras de gas de Sobibor.

Ahora está recluido en una cárcel cerca de Munich desde el 12 de mayo de 2009.

La previsión es que este proceso concluya el 6 de mayo de 2010, aunque podría prolongarse si es necesario.

Los fiscales están actuando a petición de nueve familiares de las víctimas.

El acusado padece varias enfermedades, pérdidas de memoria y según su abogado, Guenther Maull "su estado físico empeora día a día, incluso de hora en hora, es un anciano que sufre varias enfermedades". "Su humor oscila también, a veces parece un anciano con pérdidas de memoria, pero no se sabe si se trata de su estado general o de una enfermedad".

Expertos médicos estimaron a principios de julio de este año que Demjanjuk estaba en condiciones de ser juzgado en Alemania, con las recomendaciones de que asistiera al juzgado con limitaciones de 90 minutos por día en sus comparecencias.

Su familia argumentó que el acusado estaba demasiado frágil para soportar un proceso y que sufría problemas en la médula espinal, anemia y fallos renales.

Fue reclutado por el Ejército soviético en 1941 y después de que los alemanes lo apresaran se convirtió en uno de los guardianes de los campos de prisioneros del III Reich, según sus propios testimonios.

¿Cómo es posible que todavía queden personas implicadas en el Holocausto y no estén en la cárcel o no hayan sido juzgadas? ¿Cómo puede ser que la mayoría de criminales de guerra o mejor dicho asesinos nazis hayan vivido con toda impunidad? El mundo entero debería de ir a la caza y captura de cualquier criminal de este tipo, tenían que haberlo hecho masivamente después de la II Guerra Mundial y deberían de seguir haciéndolo con los crímenes actuales que se están cometiendo.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Como tener esperanza en este mundo? si ni siquiera podemos condenar a estos miserables que todavía siguen entre nosotros, caminando como lo hacían en los campos. Es indignante. Saludos desde Argentina, donde todavía quedan algunos criminales de la dictadura sueltos.

Lourdes dijo...

Hola Anónimo:

Tienes razón, siguen entre nosotros y aunque muchos de ellos han muerto, nunca han pagado por sus crímenes, que han sido los más atroces de la historia.

Es sabido que en Argentina quedan algunos y sobre todo, muchos estuvieron allí y han muerto plácidamente.

En fin.. gracias por leer el blog y saludos desde España a Argentina!

Anónimo dijo...

Es totalmente indignante.Habia que sacarles a todos la piel a tiras sin juicio previo.

Related Posts with Thumbnails