Ultimos artículos:

El final de los Templarios

El rey de Francia aceptó y justificó el fin de la orden del Temple por medio de todas las acusaciones que se habían hecho sobre ellos, como escupir sobre la cruz, adorar un ídolo o practicar la sodomía entre otras.

Con el fin de la Orden del Temple en 1312, el rey de Francia se apoderó de todos los bienes que ellos poseían.

Los templarios habían surgido para proteger los Santos Lugares pero llegó un momento en el que habían perdido su objetivo primigenio con la pérdida de las últimas posesiones cristianas en Palestina. A partir de ese momento comenzaría el fin para ellos.

Por ello, tanto los templarios como hospitalarios se vieron forzados a irse a Chipre, pero no renunciaron a recuperar la Tierra Santa, una idea que también tenía el papa y el rey de Francia.

La Orden del Temple no había perdido su fuerza pese a las pérdidas y mientras los más jóvenes y fuertes estaban en Chipre, los más ancianos se encargaban de otras funciones, como las administrativas y financieras en Occidente.

Jacques de Molay se encontraba a la cabeza de todos ellos.

En el año 1307, Felipe el Hermoso de Francia le pidió a la Orden del Temple un préstamo y el tesorero accedió a su petición.

A partir de ese momento comenzaron las disputas, por un lado Jacques de Molay y por el otro el papa Clemente y el rey.

Jacques de Molay se negó a unificar su orden con la del Hospital y a partir de aquello, comenzaron a correr algunos rumores sobre ciertas ceremonias de iniciación (escupir sobre la cruz, renegar de Cristo y besar al superior en la región anal).

Aquellas sospechas se convirtieron en acusaciones formales que el rey de Francia Felipe IV, aprovechó.

El monarca quería hacerse con todos los bienes de la Orden y ponerla bajo su control, para después someterla a la Corona.

Y le salió bién, logró eliminar a la Orden con algunas estrategias como utilizar espías, difamación y otras más.

Llegaron a tal punto, que el Papa no pudo hacer oídos sordos y encargó una investigación, pero cayó enfermo y eso también lo aprovechó el Consejo Real de Francia, acusando de forma concreta a la Orden y de esa manera, iniciando un proceso contra ellos.

El 13 de octubre de 1307 los templarios de Francia fueron atrapados y hechos prisioneros, siendo acusados de prácticas relacionadas con la magia.

El Papa Clemente V ordenó también arrestar a los templarios y poner sus bienes bajo la tutela de la Iglesia, pero sin ver indicios de herejía.

El rey entonces, jugó su última carta y amenazó con reabrir el proceso contra Bonifacio VIII, el papa anterior, ante lo que Clemente V se rindió.

Felipe IV temía que la Orden del Temple volviera a surgir y hizo que el gran maestre Jacques de Molay y Geoffroy de Charney murieran en la hoguera el 18 de marzo de 1314, acabando de esa manera con toda posibilidad de surgimiento de la orden.

Ver artículo: "Los Templarios: Soldados de Dios"

2 comentarios:

Lidiette Ulloa Jiménez dijo...

Chicos, muy interesante el artículo, pero se equivocaron de "Felipe IV", la imágen que colocaron pertenece al rey de España del mismo nombre, por favor verificar en la siguiente dierección: (http://es.wikipedia.org/wiki/Felipe_IV_de_Francia).

Saludos.

Arturo Sánchez artsanchez1@yahoo.es

Destylou dijo...

Hola Lidiette,me alegro de que te guste. Tienes razón, esa foto era de Felipe IV Rey de España, ya la he modificado, gracias por el aviso y por leer el blog.

Un saludo!

Related Posts with Thumbnails